dimarts, 27 de desembre de 2011

Marxa per parelles de Llagostera

Bien,

Ahora si, ultima carrera del año, aunque ya estábamos en periodo de descanso tanto Nuria Lauco como yo nos planteamos volver a realizar una carrera en categoría mixta. Y que mejor lugar que Llagostera, dónde además de disponer de unos caminos impresionantes, parte de la organización eran amigos nuestros de batallas TITANERAS.

Pues bien, en este inusual invierno en el que esta lloviendo tan poco, muchos de nosotros nos disponíamos a realizar dicha carrera pensando que el terreno estaría bastante seco, y al final fue al contrario.

El 11 de diciembre nos levantamos a las 7h para desplazarnos a Llagostera, lugar de salida de llegada de la Marxa. Solo llegar, lo primero ir a buscar a mi pareja de baile que era una vez más Nuria Lauco. Además de Nuria me alegro poder ver a más de un amigo en los momentos anteriores a la salida.

Marcel, Jep, Juan, Sebas, etc estaban dispuesto a competir en este ultima carrera del año. También recordar a los miembros del equipo GAES que también se acercaron a Llagostera como Jordi Rigueiro y Oscar Vico por una parte y Manel Benitez y Carlos Monleón por otra. Como siempre gran presencia del equipo GAES.

A las 9h era la salida y al final nos agrupamos unos 300 participantes, había tres categorías de competición como pareja masculina, femenina y mixtos.

La carrera se inició puntualmente, Nuria y yo seguimos la misma estrategia de la Volta a la Cerdanya y es dejar tirar a Nuria y yo detrás ayudando en las zonas de llaneo (pero como no hubo!!!). Al inicio fue difícil ir en pareja, mucha gente, todos querían adelantar y muchos de ellos no tienen ni la experiencia ni la tranquilidad para hacerlo cuando estamos en grupo.










La carrera era de unos 35 kms , pero iba a ser dura, ya que había subidas realmente importantes y bajadas bastante técnicas. En la primera subida fue dónde en una enganchada Nuria se cayo y rompió el GPS, la verdad caídas totalmente evitables, pero es parte de lo que nos puede pasar.

Durante los primeros 10 kms estábamos agrupados en un grupo dónde teníamos a unos 100 metros  a Laia Fores, gran ciclista muy joven y con gran futuro, hacíamos un poco la goma subiendo la cogíamos, luego se nos iba, volvíamos a cogerla, etc.

En el primer avituallamiento es dónde empezamos a coger ventaja, después de una gran subida venia el primer avituallamiento en el que ya habíamos cogido alguna ventaja a Laia en la subida y que gestionamos bien en la bajada.

A partir de aquel km  fuimos por delante en nuestra categoría, y la verdad es que disfrutamos del paisaje que era increíble, si no pasamos el rio Ridaura más de 6 veces no lo pasamos ninguna, todo el terreno estaba muy húmedo, pero transitable.

Gran recorrido, gran organización, y gran final.

Después de cerca de 35 kms, llegamos al final con cerca de 2h y 27 minutos, es decir la media nos puede dar a entender lo duro que fue, ya que hubo algún sitio dónde la única manera de seguir era ir andando o tirar de cuerdas para poder subir algún que otro obstáculo.

Al final, 3 minutos sobre la segunda pareja de mixtos.

Entrega de premios, con una buena ristra de embutidos y botellas de cava, la verdad las prefiero a una copa, y la entrega por parte de Pere Guino, gran amigo y mejor persona al cual le deseo lo mejor en su nueva aventura y que era parte de la organización.

Como conclusión decir que hubo tongo ya que la bici del sorteo le toco a Marcel Farrès, amigo común y de la organización, que seguro algo hizo para que le tocara.

Fuera bromas, gran día, acompañado por mi familia, y gran carrera junto a Nuria la que será compañera de aventura en la próxima Milenio TITAN DESERT BY GAES.

Por cierto, ya no quedan embutidos en casa, por lo tanto tendremos que volver el año que viene, aunque solo sea para volver a ver a grandes amigos.